¡Comienza la temporada de cría de lobos marinos de Galápagos!

Tiempo de lectura: 3 minutos
Tabla de contenido

Comienza agosto y, en Galápagos, la vida salvaje continúa sin interrupciones. Tal es el caso de los lobos marinos de Galápagos que se ven en todo el archipiélago durante todo el año. Este miembro de nuestra lista BIG15 de especies icónicas de Galápagos (sin mencionar un favorito definitivo tanto de locales como de visitantes) es probablemente uno de los animales más fotogénicos del archipiélago. Sin embargo, probablemente sean los cachorros de lobo marino de Galápagos los que se lleven el premio por ser el animal más lindo de Galápagos. Sus diminutos y peludos cuerpos, ojos grandes e inocentes y personalidades juguetonas te robarán el corazón y ocuparán la mayor parte de tu álbum de fotos de Galápagos. Antes de abordar el mágico Yate La Pinta, continúa leyendo para conocer más sobre este hermoso animal durante la temporada de crías. Y trata de no derretirte cuando te encuentres con uno. Pero cuidado, no podemos garantizar que no lo harás.

HABLA CON UN EXPERTO EN DESTINO

Diego Zapata

Rosa Mena

Sandy Lara

¿Listo para obtener información experta sobre viajes?

Diego Zapata

Rosa Mena

Sandy Lara

La estación seca es cuando comienza la temporada de cría de lobos marinos de Galápagos

¡Vive la experiencia única de la temporada de cría de lobos marinos con Yate La Pinta!

Con las corrientes frías y el aire más fresco de la estación seca, las aguas se llenan de vida y alimento, convirtiéndolo en el momento perfecto para que numerosas especies den a luz y aprovechen el excedente de alimentos. El excedente de alimentos se traduce en lactancia materna productiva y cachorros más fuertes. Aunque las crías de lobos marinos nacen durante todo el año, es más común verlos durante los meses de agosto, septiembre y, a veces, octubre, los meses pico de la estación seca.

Colonia de lobos marinos
Foto por: Francisco “Pancho” Dousdebes, experto en Galápagos

Retrasado... ¿Qué?

Se sabe que los lobos marinos de Galápagos tienen la asombrosa capacidad de quedar embarazadas inmediatamente después de dar a luz, a veces tan pronto como una o dos semanas después. Debido a que los lobos marinos tienen un período de gestación de 9 meses, eso significa que la próxima cría nacería en el mes de mayo, durante la estación caliente, cuando el alimento escasea. Debido a que este es un momento tan inconveniente para dar a luz, se produce algo llamado implantación retrasada. Esto significa que el óvulo fertilizado flota alrededor del útero de su madre durante tres meses sin desarrollarse. Cuando es el momento adecuado, el óvulo se implanta en la pared uterina, donde continúa desarrollándose normalmente. La implantación retrasada es una medida adaptativa que asegura que el cachorro nacerá cuando las condiciones ambientales sean óptimas.

Mamás y cachorros

El cachorro pasará su primera semana de recién nacido siendo amamantado por su madre. Poco después, la madre dejará al cachorro solo en la playa para ir al mar a buscar alimento. Las especies animales tienen diferentes formas de reconocer a sus bebés que son muy similares en apariencia a otras crías de la misma especie. Por ejemplo, los piqueros de patas azules crean un perímetro que funciona como un nido y es lo que usan los padres para reconocer a su cría. En el caso de los lobos marinos, las madres emiten un ladrido especial que es reconocido por su cría. Los cachorros generalmente responden, hasta que la madre y el cachorro se encuentran. Sin embargo, la madre no alimentará al bebé hasta haberlo olido y confirmado que es suyo.

Cachorro de lobo marino
Los cachorros aún dependen de sus madres durante el primer año de vida.

¡No los acaricies!

Aunque los cachorros de lobo marino de Galápagos son verdaderamente lindos, es muy importante que trates de no tocarlos ni acariciarlos. No solo está prohibido por el Parque Nacional Galápagos, sino que también podría ser fatal para el bebé. Ningún animal en Galápagos puede ser tocado, como lo establece el reglamento del Parque Nacional. Esto no solo ayuda a evitar que los visitantes se lastimen por un animal nervioso o asustado, independientemente de que la vida salvaje de Galápagos parezca no tener temor alguno ante la presencia de humanos, sino que también ayuda a mantener la vida salvaje lo más tranquila posible. En el caso de los lobos marinos, si un cachorro fuera tocado por un humano, su madre podría oler al humano al oler al cachorro e inmediatamente lo rechazaría, dejándolo morir. Por lo tanto, si ves un lindo cachorro de lobo marino en una de tus exploraciones, recuerda solo llevarte contigo una fotografía de su majestuosidad cuando regreses a la embarcación.

Javier Garcia

Eduardo Silva

Carolina Escobar

PLANIFICA TU AVENTURA

Javier Garcia

Eduardo Silva

Carolina Escobar

Ponte en contacto para obtener más información.
CONTÁCTANOS

Actualizado:noviembre 21, 2023

Publicado:agosto 7, 2017

ENTRADAS RELACIONADAS